Anuncios

“Tenés que estar muy atento porque el entorno cambia constantemente”

Vecinos que suman - Entrevista a Maxi Grappiolo, profe, corredor, emprendedor y amante del mountain bike

Hace unos días atrás publicábamos la noticia de que varios jóvenes corredores de mountain bike de nuestra ciudad coparon los podios de las categorías de menores de 14 y de 12 años en Bariloche. Un semillero que está comenzando a dar que hablar en el Enduro regional. Y quisimos saber un poco más de quién estaba atrás de este proceso formativo y recreativo que está dando tan buenos resultados en la realidad sanmartinense.

Maxi Grappiolo tiene 43 años, nació en Vicente López, provincia de Buenos Aires, y vive en San Martín de los Andes desde el 2004, hace 14 años. Desde chico estuvo vinculado a las bicis. Primero, como un medio de diversión. Luego –nos cuenta-, de adolescente, como un medio de locomoción porque no le gustaba andar en colectivo. Ya de grande, y recibido de profesor de Educación Física, de manera más profesional, como corredor y como un apasionado profe que enseña a un buen grupo de niños y adolescentes de la localidad.

En Buenos Aires trabajó en el Cenard en la disciplina de gimnasia artística y cuando se mudó a esta ciudad creó su empresa Endurance Trainer para cumplir un sueño que trae desde joven: enseñar deportes en la naturaleza. Y es así que durante las mañanas es profe de educación física en una escuela y por la tarde de los más variados deportes al aire libre.

Periodista: ¿Cuándo empezaste a competir?

Maxi Grappiolo: En el 2013 surge el Enduro World Series, una disciplina que a mí me gusta mucho y me parece muy divertida. Tuve la oportunidad en ese entonces de hacer una carrera de Enduro en Valle Escondido e invité al campeón del mundo de ese momento, un francés, y después de que él vino a correr acá surgió la posibilidad de ir a Chillán. En el mes de marzo había una carrera en Chile, me inscribí, entré, corrí y me explotó la cabeza. Porque ir a correr con la gente que vos ves en los videos es increíble. Y me fue bien, quedé dentro de los 30 primeros de mi categoría.

 

Periodista: ¿Qué es lo que más te gusta de este tipo de carreras?

Maxi Grappiolo: Lo que tiene de bueno el Enduro como disciplina es que vos tenés diferentes etapas, de 5 a 8 especiales, y siempre es una carrera nueva. Primero porque al circuito lo reconocés una sola vez y no te lo acordás tanto. Segundo porque esto demanda mucho de tu habilidad en ese momento: pegar bien la curva, ver dónde va la línea, no pasarte de largo o no quedarte corto, no cometer errores. Porque el tiempo que te cronometran y suman es el tiempo de la bajada. Cuanto más rápido la hagas mejor. Y esto siempre es súper divertido y tenés que estar muy enfocado.

La subida tiene un tiempo limitado. Por ejemplo, tenés que ir de acá hasta el cerro en una hora, si tardás una hora cero cinco, te lo van a agregar a la bajada. Tenés que subir cómodo pero tampoco tanto y tenés que bajar lo mejor posible. También tiene de bueno que son 4 o 5 horas de carrera por día, y se hace muy entretenido cuando llegás a la útlima especial y no te da más el cuerpo y tenés que poner toda tu concentración en ese momento. Es genial. Yo que vengo de la gimnasia artística cuando trabajaba en el Cenard, veía como se preparaban los deportistas olímpicos: toda una vida para ese momento exacto. Y acá es algo parecido. El descenso es un poco más técnico en cuanto a que vas mucho más rápido y es más arriesgado. Y todo el tiempo tenés que resolver situaciones: es como la vida, vas resolviendo. Eso es lo que más me gusta de esta disciplina.

 

Periodista: Por otro lado arrancaste la escuela

Maxi Grappiolo: En realidad no es una escuela, sino un grupo que fue creciendo y tuvimos que hacer dos niveles. La idea es que el deporte esté al alcance de los chicos. Yo siempre digo que los chicos tienen que aprender a divertirse y lograr su máxima habilidad sobre la bici, porque después siempre hay tiempo para aprender.

A mí me gusta decir que está el que sabe pedalear y el que sabe andar en bici. El que sabe pedalear sólo pedalea, mientras que el que sabe andar en bici pedalea, dobla, frena, hace willie, salta, se divierte, y no por eso tiene que ir rápido. Los chicos al andar en bici desarrollan equilibrio, tiempo, espacio, coordinación, anticipación, concentración, y acá le sumás el contacto con la naturaleza, el salir de casa a divertirse al aire libre. Porque todo esto de la conectividad es muy bueno pero también les quita un poco de vida más simple.


Periodista: ¿Qué es Endurance Trainer?

Maxi Grappiolo: Es una empresa, un sueño de cuando era chico, de cuando estaba estudiando. Se me ocurrió hacer una empresa de deportes que brinde servicios en la naturaleza como mountain bike, kayak, running, caminatas en la montaña y más. Y cuando me vine a vivir acá comencé a generar todo eso. A las mañanas soy profe de educación física en una escuela y por las tardes en la naturaleza con chicos y grandes: coordino entrenamientos en gimnasio, preparo gente que quiere correr carreras como el Tetra de Chapelco y doy muchas clases de técnica, ya que tuve la oportunidad de formarme en Canadá.


Periodista: ¿Cómo ves el desarrollo de la actividad en San Martín?


Maxi Grappiolo: El tema del ciclismo en San Martín es muy fuerte. Hoy estamos yendo hacia una ciudad Bike friendly”, lo que es muy bueno y ayuda un montón. Que haya circuitos para andar y que esté el bike park del Área 27 para los chicos. Que esté Chapelco. Yo trabajo ahí y soy de alguna manera el promotor de crear nuevos circuitos. Queremos hacer algo en la base para que los chicos vayan y aprendan.

Es un deporte que no tiene límites, es muy saludable y no genera lesiones. Obviamente hay que practicarlo con respeto, usando casco y la ropa adecuada. Y tenés que estar muy atento porque el entorno cambia constantemente. Yo siempre digo que es muy lindo en otoño porque el suelo está ideal, en invierno porque tenés nieve, en primavera un suelo genial y en verano tenés un colchón de polvo que para es extremadamente divertido.

Anuncios