Anuncios

A sala llena se vivió el estreno de “No puedo imaginar el mañana”

Dos jornadas importantes para el teatro independiente neuquino. A sala llena se estrenó, los pasados domingo y lunes, la obra dramática de Tennessee Williams, “No puedo Imaginar el mañana”. Poco antes de las 21 horas el público se acercó al Piccolo Teatro para ver una obra que deja en evidencia la realidad de dos personas que transitan caminos diferentes de un mismo proceso.

Un elenco sanmartinense. Mariano Tenaglia dirige esta pieza teatral de manera natural y fluida. Evidentemente conoce al autor y ha trabajado sobre sus obras. Las interpretaciones de Lucía Gassó y Juan Manuel Viganó, son sólidas y están muy bien logradas, generando un clima que permite al espectador sumergirse en la historia que se plantea, y conmueve.

Una escenografía simple que logra su cometido: una casa, una ventana, sus cortinas, un linving con un sofá, un comedor con una mesa, dos sillas, unas copas de vino, unos naipes, una biblioteca, adornos, algunos libros. Y una escalera. En el país del dragón, una escalera que se sube sola. Sin embargo, no deberías quedarte sola esta noche.

Los que se quedaron con ganas de ver este clásico teatral tendrán que estar atentos para cuando el elenco vuelva a estar listo para subir al escenario, seguramente en el próximo otoño. Mientras tanto pueden acercarse al Piccolo Teatro que seguirá presentando algunas producciones del nutrido grupo de alumnos de su Escuela, que viene sacudiendo la escena del teatro local.

Fotos Gentileza

Anuncios