Anuncios

Tras las denuncias, los padres de las escuelas 352 y 187 de Junín, habrían llegado a un acuerdo con la empresa

San Martín de los Andes – Padres, alumnos y docentes de la escuela 352 de nuestra ciudad estuvieron desde las 22:30 hs en la terminal de ómnibus, hasta casi las 3 de la mañana en la Comisaría 23° intentando buscar una solución a un conflicto que se originó con la empresa que debía brindarles a los egresados de 7° grado de ambas escuelas, el viaje de fin de año.

Foto: RSM

Luego de realizar la denuncia penal, la Fiscalía tomó intervención por un supuesto caso de estafa de la empresa Quantum Tour, ya que luego de abonar casi $15900 cada alumno, para viajar hasta las Cataratas del Iguazú, el viaje no se realizó, y quedaron varados tanto en nuestra localidad como los alumnos de la Escuela 187 de Junín de los Andes.

Dos coordinadores que se presentaron anoche en la terminal de ómnibus, sin ningún papel que acredite que pertenecían a la empresa intentaron, explicar lo inexplicable para los padres y alumnos, que con sus valijas vieron como se les esfumó el viaje. Uno de ellos dijo ayer que, dado las medidas de fuerza, iba a afectar el vuelo de las 9 hs. desde el aeropuerto Presidente Perón hasta Aeroparque porque el retraso no les permitiría hacer conexión con el otro vuelo a Iguazú.

Foto: RSM

Efectivos policiales demoraron a ambas personas hasta esta mañana para conocer si tenían antecedentes e intentar clarificar la situación, dado que por la madrugada varios padres ofuscados por la falta de respuesta, estuvieron a nada de llevar el conflicto a otro ámbito menos pacífico.

Foto: RSM

En la mañana y durante la tarde de este martes, el dueño de la empresa en cuestión, Pablo González, sin dos de sus empleados, que renunciaron luego de los problemas vividos en la noche, se junto en la capital neuquina con uno de los padres, donde les ofreció a los padres, víctima de la situación, devolverles el dinero que habían pagado, y brindarles un viaje de egresados sin costo alguno para los chicos. Para que esto quede confirmado, González debía enviar a uno de sus empleados con un poder, para que los padres firmen ante un escribano público y de esa manera todo quede comprometido ante la ley.

Foto: RSM

Este tarde, mientras esperan la llegada el empleado con el poder, los padres debían terminar de definir, si viajaban todos los alumnos, ya que algunos de ellos después de lo que vivieron no querían que sus hijos tengan más nada que ver con la empresa.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: