Crítica de “Las Niñas Arañas”: La Sociedad en el Banquillo

Por Miguel Krebs

 

Título Original: “Niñas Araña”. País: Chile Año: 2017. Director: Guillermo Helo. Guion: Daniela Aguayo, Ticoy Rodríguez y Guillermo Helo, basado en la obra de Luis Barrales. Reparto: Michelle Mella, Javiera Orellana, Dominique Silva, Patricio Contreras, Francisca Gavilán, Pablo Schwartz, Pablo Macaya, Francisco Diaz, Marcelo Castro. Música: Angelo Pierattini . Dirección de fotografía: Mauro Veloso. Edición: Javier Estevez y Juan Carlos Macías. Duración: 94 minutos

Para desmentir ciertos comentarios maliciosos que dicen que hago las críticas sin ver las películas porque estoy en Barcelona, respondo, que el Centro Cultural Cotesma estrena en simultáneo ciertas películas con el resto de las salas cinematográficas americanas y europeas. Pero en el caso de “Niñas araña” no hubo noticia de su estreno ni siquiera en la Federación Catalana de Cine Clubs, pero sí la he visto en ocasión del 5º Festival de Cine a la Vista donde obtuvo el segundo premio en la categoría +13 y tenía guardada la crítica para cuando se estrenara oficialmente.

La película se basa en hechos reales acontecidos en los años 2004 y 2005 en que fueron detenidas por Carabineros de Chile tres niñas menores de edad (13) provenientes de una villa de emergencia de los alrededores de Santiago, de hogares destruidos por la pobreza, donde la tónica del diario vivir era el desamparo, las drogas, el alcoholismo y padres ausentes. Estas niñas llamadas “arañitas” robaban en diferentes barrios del sector oriente (donde vive gente de gran poder adquisitivo), penetraban en los edificios engañando al conserje y accedían a los departamentos trepándose por los balcones. En la actualidad dos de ellas han encarrilado sus vidas y la restante se suicidó.

La película, en el fondo, cuestiona la explotación sensacionalista y morbosa que le dan los medios de comunicación a los hechos sin importar los motivos que las han llevado a delinquir. Las “arañitas” no emplean armas y no roban elementos de valor, solo disfrutaban con aquellas cosas que encuentran en los departamentos (utilizan la ropa que encuentran en los placares, saltan sobre colchones blandos de las camas, comen todo lo que encuentran en la heladera) que para ellas son cosas imposibles de acceder o que el marketing les ha impuesto vivir un estilo de vida de la que ellas no participan.

Las tres protagonista que en la película se llaman Avi, Cindy y Estefany (Michelle Mella, Javiera Orellana, Dominique Silva) a pesar que tenían en 13 años en la realidad, el director Guillermo Helo, prefirió elegir a Michelle Mella que tiene 21 años y a las dos amigas de 16 años para facilitar la filmación que se rodó en un mes. Esta historia fue originalmente escrita para teatro y luego adaptada al cine por el dramaturgo chileno Luis Barrales autor de más de diez obras entre ellas “La mala clase”, “Xuárez”, “Topografía de las lágrimas”. Una película correctamente filmada con una lectura cinematográfica clara, carente de toda clase de elipsis. Película muy recomendable para reflexionar en qué tipo de sociedad estamos inmersos.