El femicida de Bariloche continúa en estado crítico, se encuentra en coma y su estado es reservado

Mariano Cordi, el hombre acusado de asesinar a su ex pareja Valeria Coppa, frente a la catedral de San Carlos de Bariloche, permanece internado en coma inducido y “con pronóstico reservado” tras intentar quitarse la vida para no ser capturado por la policía.

En un principio, cuando el hombre fue hallado aparentemente solo presentaba algunos golpes y un severo cuadro de deshidratación, pero luego, al ver que no reaccionaba favorablemente, le practicaron una tomografía donde descubrieron que tenía un proyectil alojado en la cabeza.

Leonardo Gil, director del nosocomio rionegrino, explicó que al momento de recibir al hombre en el nosocomio, “no manifestaba dolor de cabeza, movía los dos miembros, contestaba”, y eso sumado a que el orificio de entrada de la bala no se veía a simple vista, dificultó la atención primaria.

Indicó también que el acusado de femicidio “en las últimas horas no presentó fiebre”, aunque aclaró que deberán verificar su evolución “minuto a minuto”.

Cordi ingresó por Guardia al hospital el viernes último tras ser detenido. Inicialmente se le realizó un examen médico y se le trató el agudo cuadro de deshidratación que presentaba.

A partir de una tomografía computada, se le detectó en la cabeza la presencia de un proyectil de arma de fuego, producto de un fallido intento de suicidio realizado horas antes en el cerro donde fue a esconderse.

Los médicos decidieron realizarle una cirugía craneana descompresiva, ya que presentaba hipertensión endocraneana, producto de la inflamación generada por el disparo.

Además se le realizó una toilette quirúrgica y se le colocó un catéter de Pic, con el objetivo de medir la presión craneana, según informaron desde el hospital.

Deja un comentario