Té de jengibre para el malestar estomacal

Si bien lo primero que tenemos que hacer cuando tenemos gastroenteritis es ir al médico, existen algunas acciones que podemos realizar en nuestras casas en el mientras tanto.
El jengibre, como todos sabemos, es un gran elemento natural que tiene muchísimas propiedades; entre ellas, reduce la inflamación de la mucosa intestinal y ayuda a mitigar las náuseas y los vómitos. Por ello, podemos preparar una infusión con una cucharadita de jengibre en polvo o media de jengibre fresco rallado para una taza de agua. Debemos hervirlo durante 5 minutos y dejar la infusión reposar por otros cinco al menos. Podemos tomar hasta tres tazas al día.

Ninguna infusión es recomendada para niños. Estas proporciones son para el consumo adulto.

error: Contenido protegido ante copia