Lo que dejó el Patagonia Run

Acompañando el crecimiento de las carreras de montaña, Trail Running, el Patagonia Run se ha posicionado en estos primeros 10 años, en un lugar muy destacado en este tipo de competencias. Desde afuera, competidores y prensa especializada destacan la logística implicada y la coordinación en su desarrollo para que los menores detalles estén considerados al momento de privilegiar la experiencia del corredor.

Mas de 4000 personas participaron en una competencia que ofrece 5 distancias muy distintas, desde los 10 km hasta los 160 km, con circuitos acordes a cada exigencia, 5 largadas distintas, 17 Puestos de Asistencia (PAS) en un radio de 50 km para asistir a personas que llegaron casi a las 30 horas de carrera. Sin duda que detrás hay una organización sólida, que año a año ha salido cada vez más experimentada, y que solo ha sabido crecer.

Desde adentro, las más de 600 personas que se desempeñan en todas las áreas que la competencia necesita, participan con un altísimo compromiso y mucha dedicación ¿Quién no conoce algún vecino o amigo que haya participado en el Patagonia Run?

Guías de montaña, rescatistas de montaña, personal de radios y comunicaciones, personal en los 17 puestos de asistencia y abastecimiento al corredor, médicos paramédicos y enfermeros, personal de hidratación. También, banderilleros del RCM4, efectivos de policía de tránsito, personal de Gendarmería. Personal de armado estructuras en largadas y llegadas, personal en colocación de cartelería, personal de cronometraje y controles de paso, personal de secretaría y acreditación, choferes de camionetas de traslados, personal de área reservas hoteleras, baqueanos a caballo, fotógrafos, equipo de filmación y vídeo, equipo de vídeo streaming. Personal de logística y deposito, diseñadores gráficos, redes, locutores, diseñadores de indumentaria, traductoras de inglés , portugués y francés, desarrolladores de web y desarrolladores de App.

Y para quienes no participaron directamente el Patagonia Run no pasó desapercibido. Con casi un 85% de ocupación la gran cantidad de turistas entre corredores y acompañantes, se movilizaba por distintos puntos de la ciudad participando de una especia de “búsqueda del tesoro” que los obligaba a recorrer distintos puntos del casco céntrico.

El recorrido se iniciaba en el Salón de Eventos Le Village e incluía el Teatro San José, Sala Municipal de Exposiciones “Lidaura Chapitel”, Salón del Patagonia Plaza, Salón El Pórtico, Casino de Suboficiales y Gendarmes Ecuadrón 33, Centro Cultural Cotesma, Gimnasio de la Escuela 134 y Dublin South Pub. Además de las velas y las banderas de cada lugar, durante la noche la particular iluminación de cada edificio generaba la sensación de que el Patagonia Run estaba en todos lados.

Después de la furia de cuatro días intensa labor, claramente el resultado es muy positivo: un evento deportivo masivo, con un desarrollo muy profesional que genera identificación con la ciudad y cercanía con la comunidad.

error: Contenido protegido ante copia