Fuerte apuesta de empresa local que invierte en nuevas tecnologías

La empresa local Piedras del Sur adquirió dos nuevas máquinas para el tratamiento de corte y pulido de piedras, mármol y granito: una pulidora de bordes LF7 y un centro de trabajo multipropósito R15, ambas de la fábrica nacional COCH que produce en nuestro país desde el año 1942 maquinaria para el sector.

La pulidora cuenta con cinco cabezales para el pulido del borde, permite la oscilación del conjunto de cabezales y cuenta con reguladores de presión neumática independientes, además de dos cabezales para bisel superior y uno para bisel inferior. Por su parte, el centro de trabajo se trata de una máquina agujereadora traforera de mármol y granito que genera y pule y termina los espacios para la instalación de la pileta y la grifería.

Estas nuevas máquinas que se suman a la Cortadora Puente C34 Max que ya estaba funcionando desde el año 2013, convierten a Piedras del Sur en la única marmolería de la provincia que cuenta con la instalación de todo este equipamiento. De esta manera, no sólo se mejoran los tiempos de trabajo, reduciéndolos en un 60% en algunos casos, sino que la calidad del trabajo final es muy superior a los estándares que se logran puliendo con herramientas de mano como habitualmente se realizaba esta actividad.

Asimismo, con la cortadora puente se realiza un delicado trabajo de armado de cantos y cortes a 45° para alcanzar excelentes resultados de terminación sobre las distintas piedras y superficies modernas como el Silestone, el Dekton o el Neolith.

Para poner en funcionamiento los nuevos equipos, la empresa local tuvo que adecuar las instalaciones del establecimiento e incorporar un costoso compresor a tornillo adicional para el correcto funcionamiento de sus máquinas.

Lucas Mantaras, quien comenzó a trabajar en el mundo de los mármoles a los 14 años cuando cursando el secundario en la escuela industrial decidió exceptuarse y rendir libre taller para ser aprendiz en una tornería del barrio de San Fernando (provincia de Buenos Aires) y terminó siéndolo en una marmolería, hoy es el dueño de Piedras del Sur. Lucas explicó que con las incorporaciones y el plan de desarrollo, el espacio que alquila quedó bastante limitado y enfatizó lo necesario que se torna la apertura del Parque de Actividades Económicas, sobre todo para las empresas que apuestan a seguir creciendo. Agregó que para llegar a la realidad de hoy debe agradecerle a los colaboradores que forman el equipo de trabajo, que son el motor principal y fuente de inspiración para seguir apostando al crecimiento, a los clientes que confían en la empresa y a su familia, a la cual le ha quitado muchísimo tiempo en pos de sus proyectos y siempre lo apoya.

Publicidad

error: Contenido protegido ante copia