Elecciones para presidente: Macri – Pichetto, Massa arreglaría con Fernández, Lavagna y Urtubey irían solos

¿Sorpresas? Y no tanto diría cualquiera que en los últimos 36 años siguió la política muy de cerca. Es que este martes a pocas horas del tiempo límite para cerrar alianzas electorales, se terminaron de confirmar algunas alianzas que no se esperaban.

“Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros”, dijo el humorista Groucho Marx, que bien podría caberles a cualquiera de los candidatos que se presentarán en agosto en las PASO. Esto es porque no hay nadie que en los últimos tres años pueda resistir un archivo donde declararon mal de sus compañeros de fórmula.

Lo cierto es que tras haberse confirmado hace unas semanas la dupla Fernández – Fernández, este martes, el espacio de Cambiemos confirmó que Macri tendrá de compañero de fórmula a Miguel Angel Pichetto, el actual senador de la Nación por la Provincia de Río Negro por el Partido Justicialista.

Por otra parte, luego de conocer la decisión de Pichetto de sumarse a las filas de Cambiemos, Juan Manuel Urtubey y Roberto Lavagna ratificaron sus candidaturas presidenciales.

A partir de la decisión de Pichetto de sumarse al oficialismo, Alternativa Federal se desmembró y se quedó sin referentes para lo que hasta hace unas semanas parecía estar destinada a ser el espacio de una amplia interna. En ese vacío, la figura de Urtubey se erige como la única opción.

Massa, quien también se alejó del Frente Renovador, espacio por el que trabajó en los últimos años, avanzó con el PJ en la conformación de un frente opositor y se espera que este miércoles, anuncie la confirmación de la alianza con los Fernández.

Según trascendió, sobre el filo del cierre de alianzas con vistas a las próximas elecciones, se anunciaría el regreso de Massa al PJ tras una reunión entre el precandidato presidencial peronista Alberto Fernández y el líder del Frente Renovador.

Por su parte, el tigrense declaró: “Se planteó la posibilidad de construir sobre la base de una coalición de partidos donde cada uno respete su individualidad y a la otra fuerza política”. Del cónclave no participó la titular del bloque del FR, Graciela Camaño, quien ya había manifestado su disconformidad con un pacto electoral con el PJ y Unidad Ciudadana.

A nivel electoral, ¿cómo afectaría estos acuerdos a los intereses provinciales? Bueno, aún no está nada definido. Si se analiza un poquito, escuchando las últimas declaraciones de Rolando Figueroa, uno de los protagonistas del partido provincial y que Mansilla, socio político de Ramón Rioseco, devenido nuevamente en político K, cerró filas del UNE con el MPN para pelearle la intendencia a Bermúdez y Cía en Neuquén, uno podría pensar que el MPN buscaría apegarse al gran arco opositor liderado por Alberto Fernández.

Sin embargo, tras conocer la fórmula que lidera el actual presidente Macri, quien no se demoró en mostrarse en sus filas apoyando a Pichetto y a la actual gobierno nacional, fue la senadora Lucila Crexell, quien expresó “soy amiga de él (Pichetto), para mí es una persona muy querida, y me alegra su decisión porque creo que es un reconocimiento a todo su trabajo y esfuerzo que ha hecho siempre por garantizar la gobernabilidad”. Crexell no es garantía de nada, estuvo muy cerca de Roberto Lavagna, así como con Mauricio Macri y con Horacio Quiroga.

Si bien ni lo que haga ni diga Figueroa, Mansilla o Crexell será determinante para conocer qué postura tomará el partido provincial antes o después de las elecciones en octubre, habrá que esperar los resultados finales para saber qué candidato le conviene que gane de cara a lo que pueda pasar con la economía regional y Vaca Muerta, el diamante más preciado para cualquiera que busque sentarse en el sillón de Rivadavia.

Dejá una respuesta

error: Contenido protegido ante copia