Rebolledo y Astete recorrieron las obras del vertedero de Alicurá

En la tarde de ayer, la intendenta, Brunilda Rebolledo, y la secretaria de Obras y Servicios Públicos, María Angélica Astete, recorrieron las obras del vertedero de Alicurá como una medida para agilizar la habilitación de una celda que permita descomprimir el vertedero en nuestra ciudad. Por el momento rige una medida cautelar dictada por la jueza Andrea Di Prinzio Valsagna, que está condicionada a la finalización de las obras necesarias que garanticen los controles para impedir cualquier tipo de contaminación.

En la búsqueda de que esta medida se flexibilice las funcionarias municipales explicaron el avance de las obras y el estado del lugar. En tal sentido, Rebolledo destacó que “si bien es un proyecto de un vertedero regional, para nosotros es sumamente importante ir monitoreando las obras”.

Entre los cuestionamientos surgidos sobre el vertedero, estaba el reducido tamaño de la celda. Al respecto la intendenta aclaró: “Son varias cavas las que se van a realizar. Ahora la provincia inició una de las cavas para dar respuesta a los problemas que tiene San Martín de los Andes”.

Por su parte, María Angélica Astete enumeró parte del avance de las obras: “La membrana aislante está colocada y está concluido el cercado perimetral, En estos requerimientos se ha avanzado muchísimo y esperamos a la brevedad venir con las bateas a depositar los residuos”. También se enfatizó que ya estaba desarrollando tareas en el predio la agencia de seguridad requerida. Rebolledo agregó: “Pudimos comprobar que se ha puesto el recipiente para recoger los líquidos lixiviados y también están colocadas las mangueras para bombear estos líquidos y depositarlos en otro lugar.

“Para nosotros fue muy importante ver cuál es la situación hoy en Alicurá, como está trabajando la gente y corroborar el estado del camino. Estamos frente a un situación delicada pero haciendo todo lo que hay que hacer” concluyó Rebolledo.

error: Contenido protegido ante copia