Zuccardi fue distinguida como la Mejor Bodega del Mundo

En un impresionante evento realizado anoche en Londres, Alberto Zuccardi recibió el premio a la Mejor Bodega del Mundo. A los pocos minutos que Zuccardi recibía orgulloso este premio, Nando  Toribio, representante de la Bodega en nuestra región, compartía con RSM: “Fuimos siguiendo paso a paso la ceremonia hasta que llegó el premio mayor. La verdad es que es una gran noticia, porque más allá de que es Zuccardi, una gente a la que quiero mucho, es un vino argentino y esto va a repercutir internacionalmente”.

Es así que en el World’s Best Wineyards, Zuccardi obtuvo los premios al mejor viñedo de América del Sur y luego al mejor viñedo del mundo. Ubicada en la región de Valle de Uco, destacaron en la premiación la “joya arquitectónica de un complejo de bodegas y sus impresionantes vistas de la cordillera de los Andes”, a su enólogo, Sebastián Zuccardi, y a un “estilo del vinos que expresan el terroir de piedra caliza de gran altitud del Valle de Uco”

Ubicada a 1.100 m sobre el nivel del mar y con el telón de fondo sublime de las vastas montañas de los Andes, la bodega Zuccardi es una de las más impresionantes del planeta. Es una joya arquitectónica que se integra en su entorno, ofrece vistas increíbles del valle de Uco, pero también es muy funcional: es el hogar de vinos impulsados por el terroir que se pueden degustar en una de las dos salas de degustación, una debajo de una cúpula de acero que refleja el sol y el cielo, y otra al lado de la sala de barricas.

Desde que en 1963 el ingeniero Alberto Zuccardi plantó las primeras hectáreas de vides en Maipú, Mendoza, Familia Zuccardi no ha dejado de crecer y desarrollarse hasta posicionarse como un importante referente de la vitivinicultura argentina. Su hijo, José Alberto Zuccardi, continuó su tarea con gran determinación y el afán por la búsqueda permanente de la excelencia.

Hoy Sebastián, tercera generación de la familia, se encuentra trabajando al frente de un joven equipo agrícola y enológico, encargado de producir vinos con los más altos estándares de calidad en el Valle de Uco.

Por iniciativa suya, desde 2008 la bodega cuenta con un área de Investigación y Desarrollo, dedicada al estudio del terroir y las diversas variables que inciden en la calidad del vino. El objetivo es, según palabras del propio Sebastián “no buscar vinos perfectos, sino aquellos que expresen el lugar, la región”.

Publicidad

error: Contenido protegido ante copia